28 de noviembre de 2007

Los gozos del ir llegando


El viaje en automóvil, con varios conductores que se turnen, es para mí el medio ideal de viajar. En coche he visitado Praga, he llegado a Yugoslavia y he subido, casi, casi, hasta el casquete polar. De acuerdo, el avión es más rápido, pero elimina de entrada la transición, y viajar es ir cambiando paulatinamente de paisaje y paisanaje, ir interponiendo vistas entre nuestro punto de partida y el de destino. En cualquier caso un proceso: saber de dónde venimos e ir desvelando gradualmente a dónde vamos (…) Uno puede observar así ciertas diferencias y matices que, como dije antes, le pasarían inadvertidos viajando en medios de locomoción más rápidos.Viajar no es desplazarse sin más de un lugar a otro, es ir descubriendo lugares y gentes a lo largo del camino. El viajero que solo tiene una meta a la que llegar, se pierde todas las sorpresas y gozos del ir llegando.

Miguel Delibes, "Dos viajes en automóvil" (Destino, 1982). Recopilado en "Obras completas VII: Recuerdos y viajes" (Destino, 2007).