24 de diciembre de 2007

Sim City 3500

La fotografía me hace perder el sentido, el norte. Me marea mirarla porque es como un ascensor alto y estrecho con paredes de espejo. Mi desorientación la provoca el ansia del vértigo, el mirar y ver que el espacio, en según qué lugares, se expande hasta atravesar el tiempo, la cuarta pared y las membranas de los cerebros.

Edward Burtynsky: Urban Renewal #5. City Overview From Top of Military Hospital, Shanghai, 2004

Alguien ha barrido el suelo con la apisonadora pequeñita y roja del fondo de la imagen; lo ha eliminado todo y ha recalificado los solares -residencial medio, residencial alto, residencial ligero- y así han surgido los rascacielos baratos separados por calles serpenteantes de calzadas estrechas. Hay rascacielos baratos hasta donde se extiende la vista de la fotografía, hasta donde el azul lechoso no se distingue de las azoteas blancas. Queda alguna casa baja, vestigios coloniales que desaparecerán en cuanto el jugador de la partida vuelva a parar el reloj y construya, construya, construya y recaude, recaude, recaude.